El amor, cuando se termina


It’s been so lonely without you here
Like a bird without a song
Nothing can stop these lonely tears from falling
Tell me baby where did I go wrong
” – Prince, “Nothing Compares to you

Me mira con mirada vacía, como evadiéndome.
Yo le sostengo la mirada, desafiándolo un poco, pero no tengo la claridad mental para ver exactamente que es lo que hay atrás de la máscara que lo oculta.

Aún sin querer ver, porque no quiero, no quiero, no quiero… las señales son obvias: pienso que es imposible no reconocer que hace un tiempo que la cosa viene de mal en peor: me suelta la mano en la calle, no me abraza en público, no hace demostraciones de afecto contundentes, me trata con distancia.

Yo se, las cosas no están bien. O, al menos, no están como estaban antes.
Nos fuimos separando de una simbiosis inicial y, de a poco, nos estamos volviendo dos extraños.
 
Y él, nada.

Traga la comida como si fuera un trámite necesario. No responde a mis interpelaciones y sueña despierto con otra realidad que difiere de su aquí y ahora conmigo.
Está ajeno a mi corazón partido que lo conoce tanto que sabe exactamente que él desearía estar en otro lado.

Y no lo quiero dejar ir, y doy sorbos a mi copa despacio y en silencio, mientras que intento que la verdad no me duela tanto. Pero es cierto que algo se modificó y es para siempre.

¿Cómo es que no lo vi venir?

Ya no soy la mujer que era frente a sus ojos y su  tono monótono al contarme las actividades diarias hace de este encuentro un mero trámite.

Silencio complejo, incómodo, cruel.

Arranca la heladera, escucho el reloj de pared, los autos y sus bocinas y el grito de alegría del vecino de enfrente.

Y finalmente, él habla:

– “Pensé que no era posible, pero amo a otra más de lo que te amo a vos” – me dice   …y diez mil cuchillos me atraviesan el cuerpo, las manos, las orejas.

– “¿Quién? “ Atino a preguntar.
Duda antes de lanzarse al vacío: – “Violeta” – me confirma y, ahora si, me mira a los ojos.

Y lo veo y comprendo que es cierto: me ha reemplazado.
Por alguien más joven, que cliché.
Por una tilinguita rubia con risa de cascabeles.

Juan se enamoró en la escuela y no tuvo siquiera la delicadeza de pedirme permiso.

Anuncios

25 comentarios

Archivado bajo viernes 3 A.M.

25 Respuestas a “El amor, cuando se termina

  1. Lo peor es que haya otra, ser reemplazada. Ellos no entienden cómo nos duele que otra sea mejor, que los haga más felices…

  2. Muy bueno el relato, dejalo enamorarse al pendejo nomás.

    Postdata pelotuda: La canción “Nothing compares to you” es de Prince, que después versionó O’ Connor (y superó a la original).

  3. jajjajajjaja el edipo!!!!!!!!! sufriras el abandono si o si! genial!

  4. Mari123

    ja ja ja no esperaba ese final!!

  5. La

    está creciendoooo qué amorete
    es como el nenito de love actually, que está re enamoradísimo, te acordás?
    y claro que te suelta la mano en público!! jajajajj
    morfable!
    preciosísimo post!

  6. Y ahora?? esperemos que Juan mantenga su promesa!!! Ahora, espero que no le rompan el corazón!! (aunque la ventaja sería que volvería a tus brazos arrepentido!!! :P
    me encantó

  7. Lalu

    Jajajaja me encantó!! Pura dulzura!!
    por el Edipo no te preocupes, que a los treinta le vuelve con toda la furia. Dejalas disfrutar a las tilingas por ahora… que ya van a tener tiempo de enterarse que mami es la mejor de todas!!!

  8. Cari

    Jejeje.. Que lindo tu hijo Verita… Y que cruel tu dolor.. Solo un consejo cuando te toque ser suegra no te conviertas en una de esas Suegras Neuroticas que hay por alli…

  9. Frank

    No me esperaba el final, un poco triste la verdad… ahora entiendo un poco más a mi madre

  10. ay que lindo Vera!
    he leido todo tu blog de un tiròn!
    me encanta :)
    Saludos

  11. Laurina

    ¡Morí de amor!
    Ojalá le dure… ;)

  12. Pufff… ya lo habia leido pero no tuve tiempo de comentar antes, es genial!
    Se lo voy a pasar a mi vieja para que lo lea xD

  13. Jaaa!! Disiento en este punto: tanto los hijos varones como nuestros maridos deben saber que siempre que nos abandonen, tiene que ser por una más joven, diez veces más bonita (como una Angelina Jolie, ponele) y con sonrisita ingenua. Si alguno de estos señores nos llegara a dejar por una de nuestra edad (o más) sería una traición imposible de soportar, porque ni siquiera nos dejaría agarrarnos de esa justificación banal de la belleza y la extrema juventút de la que vendrá. Mínimo, que sea una Miss Mundo! Y bien, bien joven -y hueca, claro! ;-)

  14. nuestros lectores te han recomendado para nuestro humilde concurso en LoBocAs, premio a la “Palabra escrita”, donde desde nuestro sitio invitamos a que te visiten y puedan votarte, el premio es un enlace en cada una de nuestras entradas por un mes, felicitaciones y saludos, ya estás en nuestro blog para que puedan visitarte, suerte!

  15. Excelente!!!! Describiste tan claro ese sentimiento de amor, celos y bronca que una tiene cuando aparece esa tilinguita que viene a robarte tu bebé. Y lo primero que pensás es si hasta ayer se dormía de mi mano. Y ahora no quiere ni caminar al lado tuyo. Y bueno, ellos crecen….y no es que lo hacen de un día para el otro. Somos nosotras que lo negamos hasta que no queda otra que aceptarlo.
    Pero al final, si es asi es porque hicimos las cosas bien.
    Me encantó leerte.
    Un beso

    Me encanto leerte!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s