receta para tratar con hombres celosos


 

El enamorado celoso soporta mejor la enfermedad de su amante que su libertad.” – Marcel Proust

Lo que pasó cuando Pampa vio plasmada la historia de Filomena en el último post es que ella, siendo la eximia contadora que es, quiso que también cuente la historia de Ernestina, simplemente para armonizar la balanza, para equilibrar el peso. Se sabe que la necesidad de equilibrio es una de las principales búsquedas de la profesión del Debe y del Haber, con lo cual no quise oponer resistencias.

Entonces, acá va, a pedido de ella:

Ernestina, hermana de Filomena, fue siempre la hermana linda.
Mientras que a Filo la querían por modosita, simpática y bien educada a ella le alcanzaba simplemente con su belleza usada como pasaporte al lado “A” de nuestros círculos sociales.
La reina de la primavera, la que siempre era invitada a bailar primero en los asaltos, la que no hacía fila y pasaba gratis en la matinée, la que tuvo novio de 5to en primer año, la liberada en el viaje de egresados.
Su sonrisa derretía el hielo más ártico, sus piernas paraban el tránsito, sus uñas rojas eran impecablemente sensuales.
Con cabello largo que comprometía la respiración de más de uno y escotes que, al provocar taquicardia segura, no eran aptos para cardíacos.
Famosa por sus polleras cortas y sus tacos de 10 centímetros, Ernestina era feliz hasta que conoció a Guillermo.

Guillermo, que una vez que la volvió “Su” Señora, la sintió parte de su propiedad. Como si, libreta de por medio, la hubiera adquirido para su consumo exclusivo.
Como poseído por un Mr Hyde celoso, empezó a fijar reglas de comportamiento, normas y manual de uso del papel de esposa fiel y responsable.

Fue así que desde que Ernestina se casó ya no pudo trabajar, ni salir con sus amigas, ni usar tacos, escotes o esmaltes rojos en sus nuevas uñas – ahora cortísimas.

Las polleras pasaron a ser largo Chanel, los colores estridentes fueron apartados del guardarropas.

Ernestina acató sin resistirse. Para ella también casarse significaba “atarse“. Ser era, de alguna manera, obedecer.

La vimos hace poco, caminando al lado de su marido, empujando el chango del supermercado.
Nos costó reconocerla: Ella, la más linda de todas, ahora una mujer en batón que era dos veces el tamaño original de la hermana de Filomena.
A tres años de casada, Ernestina lleva subidos 54 kilos de pura angustia.
 
Y Guillermo todavía vigila.
Sufre, porque no sabe como hacer para que no la mire nadie.

Anuncios

39 comentarios

Archivado bajo arrepentidas

39 Respuestas a “receta para tratar con hombres celosos

  1. Andre!

    Increible pero cierto…
    Te descubrí hace poco y me leí todo en un par de días. Me gusta mucho como escribis..
    Te sigo leyendo!
    Saludos.

  2. Yo que esperaba una guia para lidiar con los celos… =/

    En cualquier caso, ese tipo se pasa, y eso que soy celoso, muy.

    • Ivana

      Hola, a todoosssss!!!!!!!!!!!!!!!!! He vuelto!!!!!!! Cómo están??? Veo que Vera no descansó durante mis vacaciones!!!! Muy bien! Y tenemos a Andre ahora! Qué bueno, Vera. No te podés quejar!!

      La historia de los celos me encantó Vera. Dá para discutir largo rato. Habrá quién asegure que los celos son signo de inseguridad….(y qué! como si eso estuviera mal! Acaso amar significa estar seguro? Qué ridículo. Nunca entendí esa aseveración froidiana….)
      Nachitous: yo también soy celosa! Todo bien.
      Por supuesto que no me refiero a los enfermos de celos. “Todos los extremos son malos…”

      • Martin

        Yo también voy a opinar sobre los celos….
        Estoy de acuerdo con que el tipo de la historia es un boludo! Celar así!!!! Pero y ella?????????? Mi opinión sobre ella es mucho peor que la de él.
        Por cierto, Ivana…
        Dónde estuvisteeeeeeee??????????

    • verasmith

      celoso, Nachi??? No te tenía…
      El tipo se pasa, claro.

  3. Pingback: Blogueando La Cocina » receta para tratar con hombres celosos « Le pasó a una amiga

  4. Martín

    Que tipo macanudo, lo que es raro es que todo lo que le puede haber gustado de ella se dedicó a taparlo.
    Para ser celoso así, y llevarlo a la práctica hay que tener un cierto talento teñido de paranoia sumado a una inseguridad tal que te obligue a serlo y alguien al lado que acepte el combo. Pero, en rigor, los celos están vinculados al amor, no se cela a quien no se quiere.

    • verasmith

      coincido que el tipo es de un raro talento y, definitivamente, con habilidad para convencer y manipular…

      me dejaste pensando en eso de celar porque se ama…

  5. Los celos son tremendos…. , pero 54 kg!!!!! Eso no es efecto solamente de ser una mujer atada, tampoco exageremos Vera.

    Suerte!

  6. Pingback: Tweets that mention receta para tratar con hombres celosos « Le pasó a una amiga -- Topsy.com

  7. Hola Vera!! Ahora te voy a hacer los comments por aquí jeje
    A veces cuelgo leyendo los posts viejitos, pero en ellos siempre encuentro frases y situaciones con las que me identifico mucho.

    Por eso ME ENCANTA leerte ;) ;)

  8. Creo que nuevamente, hay razones por las cuales esta chica se dejó estar. O mejor dicho, se dejó estar con ese tipo.
    El tipo le puede hacer la escena, pero ella lo deja hacerlo, al final quien tenía la autoestima mas baja? Ella o la hermana?

    • verasmith

      esa es la frase: se dejó estar con él. Tendría que haberse “dejado estar” en otro lado.
      creo que, como sugeriría Pampa, la historia de Filo y la de Ernest están compensadas. Son las dos caras de la misma moneda

  9. Mari123

    hola!!bueno para todos los injustos que digan: Ernestina “se dejó estar” “Es ella quien se lo permite” “lo deja y chau!” “No tiene autoestima”… habría que ser cauto y ahondar su vivencia…
    Explico mi reacción. Cuando comencé a leer este blog me atrapó la historia de India y Duilio, porque yo estaba en recuperación de un Dulio + Guillermo + violento (ese personaje todavía no apareció Vera, no?) y frases como esas a mi me duelen… porque el miedo es algo terrible…

  10. Mari13, puede que te choque y duela, pero es coherente al menos que duela eso y no estar con tipo maligno.
    A todos nos duele algo en la vida pero luego de esta etapa de reconocimiento ya eso no dolerá mas.
    Cruel la verdad pero es real.
    Linda la mentira pero es una ilusion

    ( me salio poética la frase)

  11. Regina Rauda

    Otra triste historia, otra pérdida del yo,nosotras mismas somos las primeras que hemos de evitar eso…

    Qué mala pata las hermanas. No se querían nada de nada.

  12. ladiesadieta

    Malísimo. Empújenla a volver a ser la que era. Va a sufrir para siempre.

  13. lepasoaunaamiga.com, how do you do it?

  14. Escorpiana

    Sólo el que vive una situación parecida puede entender el comportamiento y el dolor de Ernestina..
    yo viví una relación enferma, de celos patológicos (no de los normales…ehh) y es muy pero muy triste porque siempre está la esperanza de que la otra persona va a cambiar,cosa que no sucede nunca, al contrario, empeora con el tiempo…

    al principio vas cambiando algunos hábitos o la forma de vestir (y eso que soy muy tranqui) para que el otro “no se enoje” porque te quiere mucho…je…luego viene lo peor que es el miedo..que llega a paralizarte…y no “ver” lo que todo el mundo ve…
    por suerte pude separarme de mi ex pero no en buenos términos, tuve que escarparme.. si, como lo leen…

    este tipo de personas llegan a hacer cosas inimaginables, ridículas, infantiles, vergonzosas…espiarte, controlarte, perder trabajos, revisar tus cosas, llamarte todo el día por tel…etc.etc…además de alejarte de a poco de tus amistades (hacen un trabajo de hormiga)..luego la violencia no sólo es psicológica (porque los celos con estas caracteríscas son muy agresivos) sino también verbal y física…

    me separé justo antes de convertirme en una mujer golpeada, “aguanté” 2 años, los últimos tiempos fueron un calvario….y pensar que al principio lo amaba y no me imaginaba lejos de él…
    por supuesto algo de enferma yo también tenía, para soportar lo que soporté….lo bueno es que no engordé, adelgacé…y como me djo mi mamá una vez, envejecí…y perdí el brillo de la mirada

    por suerte ..y de a poco, me fui recuperando

    saludos!

  15. tenía una amiga a la que perdí por un tipo de estos…
    al mes de salir, ya le prohibía ver a sus amigas y recuerdo una vez, en enero a las 2 de la tarde, 2 meses llevaban saliendo y un calor bárbaro, íbamos por la calle y ella en jeans…
    yo: “no tenés calor con eso?”
    ella: “seeee…”
    yo: “y usá algo corto!”
    ella: “es que él no quiere…”
    yo (harta a esa altura de oír esas cosas): “bueh… pero de última no se entera”
    ella: “es que me dijo que manda al amigo a una cuadra de casa para que me espíe”
    Ahí ya me quedé con los ojos en blanco…
    y después dejó de ser mi amiga porque yo era la que más le insistía para que lo deje…
    Perdón por lo descolgado de este post pero es que leo cosas así y no puedo evitar contarlo, ya que todavía me duele…
    (después tuvieron un hijo y siguen juntos, van como 3 años ya, ella ni amigas tiene… aunque me enteré que está estudiando… lo cual es un MILAGRO)
    Saludos

  16. jorge

    Esta historia que comentas, no es para nada algo raro. Le ocurre a muchícimas mujeres, que después de casadas o incluso con novios, ven cuartada su libertad por los celos excesivos de sus novios o maridos. Es como muy bien lo cuentas en tu historia, muchos hombres conoces a una chica moderna y coqueta, se enamoran de ella, pero una vez que se han hecho pareja se vuelven celosísimos de ella y muy posesivos y no soportan que ella siga siendo una mujer moderna y coqueta como antes.

  17. jorge

    hola,me ha gustado mucho tu articulo sobre los celos.Te felicito porque tratas de una manera muy amena y divertida un problema muy serio que sufren muchísimas mujeres: Los celos excesivos de sus novios y sobre todo de sus maridos. Repito que te felicito por tu artículo, mientras lo lees te llegas a sentir retratado, como si fueses tu el marido de esa amiga tuya. Y te hace reflexionar:…Hace 17 años que estoy casado con mi mujer y sigo igual o incluso peor de celoso y posesivo con ella, seguimos teniendo las mismas discusiones de cuando éramos novios. Y ella, mi mujer, tambien era celosa conmigo de novios, pero hace ya muchos años que es una mujer madura, muy moderna e independiente y muy segura de si misma,…era celosa de novios, si, pero ya hace muchos años que no lo es…¿no estoy haciendo el ridículo?,¿no debería aprender de ella?…Recuerdo tantas discusiones:…¿a donde vas tan guapa?, con esos tacones llamas mucho la atensión, no deberías salir tan maquillada, ese vestido es demasiado corto, esa falda de cuero te marca demasiado el cuerpo, ¿a donde vas con ese escote?, ¡¡¡A tu edad con minifalda y botas!!!,así pareces una …eso es para las chicas jóvenes, ¿para que quieres ir a la playa, para que te vean los hombres en bikini?…sería bueno que todos los hombres leyesen tu artículo, seguro que muchos se sentirían tambien retratados y les haría reflexionar y no creas que somos así porque somos infieles, yo nunca he sido infiel con mi mujer.
    Muchas gracias.
    jorge8848@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s