Duilio e India: el regalo


“La excusa más cobarde es culpar al destino” – Ismael Serrano

Cuando India se recibió – con medalla de honor, claro – algunos de los que más la queríamos utilizamos ese hito como excusa y le organizamos una fiesta.
Ella no lo hubiera esperado, es cierto. Nunca festejaba demasiado por razones propias, porque era habitual que se dedicara más a celebrar las vidas de las personas que la rodeaban que la suya propia. Fue así que decidimos tomar nosotras la iniciativa y homenajearla.

Invitamos a todas las personas relevantes para ella y, obviamente, Duilio estaba número uno en la lista de convocados. Ya hacía dos años que ellos eran la pareja más popular de nuestro grupo de amigos.

Recuerdo como si hubiese sido hoy cuanto nos costó dar con él. Luego de varios intentos fallidos, finalmente conseguí avisarle del evento. Fue a través de su secretaria que me enteré de que, a pesar de la gran dificultad de agenda de Mr. YoImportante y de las miles de peripecias que debería realizar para venir al festejo, él estaba dispuesto a venir.

Cuando India se recibió, entonces después de la lluvia de aplausos y papel picado que había merecido como premio al último diez con mención especial de su carrera, nos juntamos de a montones en Jack the Ripper, un bar que regularmente daba alojo a nuestras frecuentes noches de insomnio.

Ella estaba lindísima, radiante. Recibía los varios regalos, elogios y felicitaciones con una destreza que solo hubiese sido igualada por una miss universo inteligente.
Entre los varios invitados, Pablo, el mejor amigo de Duilio, había llegado con una orquídea recién florecida, la flor preferida de India. Felipe, un amigo nuestro de la infancia, había conseguido una banda de covers de Abba que ya estaba sonando en el lugar. Nosotras le habíamos hecho un collage de fotos que nos había llevado meses.
India siempre había sido bastante querida y las muestras de afecto eran diversas y nutridas.
A pesar de que la reunión fluía en forma amena, nosotras nos dábamos cuenta que India sufría porque Duilio no llegaba.
Ya habían pasado horas del comienzo del festejo cuando finalmente lo vimos traspasar la puerta de entrada.
Colgada de su brazo derecho había una bolsa plástica blanca. Colgada de su brazo izquierdo, una rubia despampanante mal maquillada.

Vimos, como en cámara lenta el encuentro entre Duilio e India.
Sin soltar a la rubia, él avanzó hasta el centro del bar y levantó el rostro de Índia tomándolo con la mano y le dio un beso que dejó a más de uno sin respiración. No fue un beso romántico, fue un beso fastidioso, casi violento.
La rubia también saludó a India y se rió fuerte. Ahí la reconocimos: era una actriz de telenovela poco trascendente. Creo que se llamaba Magali.

India, desamada, dio un paso atrás y entonces Duilio extrajo de la bolsa blanca su regalo, que exhibió orgulloso: Una revista Caras. -“Para que ahora te pongas al tanto de lo que realmente te interesa” – le dijo.
Hubo entre los presentes quien se rió de guiño irónico, de la figura retórica que el brillante financista había querido representar. Nosotras simplemente queríamos matarlo.

Esa noche Duilio estuvo en forma intermitente conversando con todas las amistades de India, emborrachándose con Scotch caro sin despegarse de la rubia que colgaba de su brazo. Eventualmente, se fueron juntos.

India se quedó errante, como inanimada, durante un lapso de tiempo en el que nosotras no sabíamos que hacer para relativizar lo que habíamos visto.
Dos horas después, el celular de mi amiga finalmente sonó.

Y les mentiría si les dijera que nos sorprendimos cuando, segundos mas tarde, abordó decidida un taxi que iría a trasladarla rauda y directamente al piso de Almagro donde él la esperaba con media excusa en los labios y la satisfacción de quien tiene suficiente poder para dominarlo todo.

Anuncios

28 comentarios

Archivado bajo caraduras

28 Respuestas a “Duilio e India: el regalo

  1. Pingback: Tweets that mention el regalo « Le pasó a una amiga -- Topsy.com

  2. La Muñe

    Eso lo pasé!!! Es simple: PSICÓPATA y de libro. Lo que le hizo a India , lo hizo porque sabía que podía. Esos casos NOO tienen arreglo porque difícilmente sientan culpa.
    UNICO ARREGLO: Darse cuenta de que no es amor el maltrato e irse sin una palabra más, desaparecer. El psicópata no tiene arreglo – excepto para un experimentado psicólogo.
    Después de huir… reflexionemos por qué nos ha pasado. Pero sucede “hasta en las mejores familias”, vio?

    • verasmith

      me pegó fuerte tu frase “darse cuenta de que no es amor el maltrato” So bloody true y cuantas veces no nos damos cuenta, no?
      Como dice Carla: hay psicópata cuando alguien se deja psicopatear

  3. Así como hay psicópatas en la política, el poder seduce a algunos en cualquier ámbito. En el sexo, en el trabajo, en la amistad. También en el amor. El problema es, quedarse en ese lugar mucho tiempo. Psicópatas nos encontramos todos; pero las relaciones son de a dos. No hay psicópata sin su contraparte. Una vez debe ser suficiente para aprender. Darle el poder a un otro, no es cosa a tomarse a la ligera.

    • verasmith

      siempre tan atinada en sus comentarios, mi amiga, la licenciada @carla_york. Me quedo con la frase que más me significó: Una vez debe ser suficiente para aprender.
      ¿Seremos capaces? o tropezaremos siempre con la misma piedra, una y otra vez?

  4. Si me disculpan voy a ser un poco ordinario en mi comentario. Tal vez me pongo a la altura de este señor.-
    Hay que tener cuidado en esta vida, hay mucho boludo dando vuelta, tratemos de que no nos sorprendan.-

    Cariños

    PIPUS

  5. La

    tiene que ser joda
    no puede existir alguien tan sorete ni alguien que lo contemple
    qué fue eso?
    qué clase de inmundicia fue eso?
    beso
    queremos más
    pero lo que más necesito saber, es que india lo mandó a cagar y hoy es feliz. por favor decime que es así!
    beso

    • verasmith

      quieren más, La? después de esto? No es suficiente la humillación?
      India conoce bien la #malasuerteserial, lamentablemente.
      Y para saber si India lo manda o no a cagar tendremos que esperar

  6. MERY

    Que feo momento….odio que jueguen asi con los sentimientos de una persona.
    El tipo una basura,no hay mas que decir.
    No pudieron hacer nada para que ella no fuera a verlo????
    repito lo que dijo LA..necesito saber que India lo mando a la M……… no se merece otra cosa.
    saludos

    • verasmith

      Mery, tal vez hasta que India lo mande a la mierda falten varios aprendizajes por parte de ella. Todavía está muy verde la cosa, no?

  7. Mari123

    bueno sigo expectante los sinsabores de India, tal vez porque me siento identificada con ella… tal vez porque he vivido lo mismo y conozco la malasuerteserial… que amargo lo de hoy! Sds

  8. Ahora que lo pienso, creo que anduve con un pendejo…

  9. ¿Cómo hacemos para engancharnos con gente así? A muchas nos pasó. Atacan sin fijarse en la edad – te recuerdo que recién tengo 17- pero nos atrapan perdidamente, y ellos lo saben. Y lo peor, es que siempre lo van a saber. Lo único que me da cierta satisfacción es que ellos terminan con chicas que no valen la pena, en este caso la rubia mal pintada.

    • verasmith

      Ju, lamentablemente Duilio hasta ahora no solo terminó con la rubia, sino que India, al final de la noche, también cayó en sus redes..

  10. Quién no fue India alguna vez? De hecho, yo lo soy. Cada vez que paso por una situacion como la de la fiesta, me juro y re perjuro hacer un “borrón y cuenta nueva” en mi vida y abrir mi cabeza (y corazón) a nuevas posibilidades. Pero los hombres como Duilio tienen ese noseque que te atrapan. Rompés cualquier juramento en cuestiones de segundo con un simple llamado, msj, o mirada… Supongo que hay algun remedio a eso…

    …yo no lo encontré

    PD: Te leo siempre Vera! Es la primera vez que firmo, pero juro que no es la última! ;)

  11. lady_y

    Me enganche hace poquito, primera vez que comento.
    Yo también viví algo así, ese tipo de relaciones retorcidas.
    Me hicieron y deje hacer las mil y unas, hasta que dije basta. Me borre del mapa. Llore y sufrí mucho. Después de años, apareció por internet a pedirme disculpas por haber sido tan cruel. Y sinceramente lo perdone, y le dije que en el fondo le agradecía.Gracias a lo que pase tengo ahora un marido al cual valoro muchísimo ( y mi hijo por supuesto)

  12. Pingback: India, disclaimer corto « Le pasó a una amiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s