Foránea


Casi morir no cambia nada. Morir lo cambia todo” – Dr House

Cuando era joven viví un tiempo en Inglaterra.

Como toda extranjera latina, yo también gozaba de ese “je ne sais quoi”  que atrae hombres de culturas diferentes a la de una, solo por el hecho de que se nos nota el acento al hablar. Por entonces, yo era una morocha ingenua que no lo parecía, en una tierra lejana que me recibía, ávida de mis excentricidades y jeitos.

Por esa época, además, yo no conocía la mala suerte serial. Como la mayoría de mis amigas y lectoras de este blog, la desgracia llegó a mi vida bien entrados los 25 años.

Hasta entonces, fui una mujercita tranquila, optimista, segura…

Es así que no me extrañó demasiado que durante los meses que pasé en England conociera a Olivier, Jon, Mark, Liam, Sam y a Christopher.

Salí y me divertí a rabiar con cada uno de ellos, los besé a todos con igual pasión adolescente y de cada uno de mis gentleman me separé sin titubeos. Como a partir de mi vuelta, un ancho océano iría a separarnos, no quería permitir que nada demasiado profundo nos uniera.

Así fue que, cuando volví a Baires lo hice sola y en mis valijas no hubo lugar para duelo ni sufrimiento. Estaba feliz con la experiencia acumulada y rescataba eso por sobre otras cosas.

Y mi pasado inglés se quedó en London.

Por una cierta cantidad de meses en forma epistolar algunos de ellos jugaron al héroe  declarando su amor y  amenazando con emigrar hacia Argentina en busca de los favores de la pelilarga de boca desproporcionadamente grande. Yo no estaba para nadie en ese momento e hice de esas declaraciones lo mismo que la mayoría de las otras mujeres: reafirmé mi autoestima, mimé mi ego. Y las guardé en un lugar poco privilegiado de mi memoria.

Cinco largos años después de mi experiencia internacional, mi suerte se había modificado. Mi historial acumulaba historias de infortunio y desamor que luego serían el asunto principal de este blog. Desde que cumplí 25 primaveras la  #malasuerteserial se convirtió en mi estigma y la soledad me eligió de manera sistemática, incansable y persistente como la peor plaga.

Y así fue como durante estos últimos 8 años fui perseguida, acosada, por el recuerdo de Londres.

La chica que había sido era una burla a la mujer en la que me había convertido. Un recuerdo doloroso de juventud, futuro,  posibilidades y despreocupación.

Y, aunque no lo hacía en forma consciente, todavía guardaba en mi cabeza la singular sensación, la extraña teoría de que, en Londres, mi vida hubiese sido distinta.

Luego de cada desamor pensaba en ellos:

Reencontrar a Olivier, Jon, Mark, Liam, Sam y Christopher se volvía un plan. Una posible jugada: la última carta, la final. La que reentrenaría mi suerte y me devolvería a la vieja versión de Vera.

Porque en Inglaterra yo valía. Porque England me volvía candidata, deseable, elegible.

Anuncios

21 comentarios

Archivado bajo arrepentidas

21 Respuestas a “Foránea

  1. Flor (la de twitter)

    Muy interesante lo que planteas, pero no se si la
    edad es tan determinante. No hablo en mi caso porque estoy en pareja y por planear un casorio, pero mis amigas solteras (todas de 22,23) tienen los mismos problemas. Por lo que escucho es casi imposible encontrar alguien con ganas de comprometerse a hacer funcionar una relación, porque con el amor solo no hacemos nada, lleva trabajo y dedicación y se ve que no están dispuestos a eso. Primera vez q te comento aunque te leo siempre. Saludos!

    Pd: volvete a Londres y causa mas estragos que el encanto latino no se pierde con los anios!

  2. cv253

    Creo que las cosas del pasado deben ser un buen recuerdo y no querer volver a vivirlas es lo mejor que podes hacer. que pasaria si londres no es igual que hace unos años? podrias ir a vivir nuevas experiencias pero no a buscar las que ya viviste.

    • En total acuerdo con cv253.
      Lo pasado pasó y si volvés seguro te vas a encontrar con otras personas interesantes. Además, no es por ser mala onda, pero sería horrible encontrar a los englishmans y ver q todos estásn en pareja o algo… yo no me arriesgaría e iría por lo nuevo.

      A propósito. Tengo 25 años y estoy comenzando a sospechar que tu teoría tiene algo de cierto. No quería convencerme. No quiero… :o(

  3. Como le digo a mis amigas: ” dejá que el pasado sea un lindo recuerdo y no lo conviertas en un feo presente”.
    Seguramente los chicos ingleses estan todos casados, con 3 hijos, y una amante por la dudas cada uno.
    Vos hiciste bien en divertirte, porque los 20s estan para eso, para divertirse y juntar experiencia.
    No es que te tendrías que haber casado con alguno de ellos.
    La vida tiene muchas vueltas, nunca se sabe que va a pasar en el futuro, siempre nos vamos a estar lamentando de algo. Mirá mejor la cosas buenas que tenés, por ejemplo, poder haber ido a Inglaterra, porque yo siempre quise ir y nunca pude al final. Y hoy por hoy dudo muchísimo que vaya. Cuando ya tengas solucionado el tema de la mala suerte serial, va venir otro drama para llenar la cabeza. Y será otro blog.
    Que bueno que podemos escribir blogs!!!!

    • verasmith

      Hay un post a medio escribir porque la historia continuó….
      y se que pasó con cada uno de ellos. Coming soon, la secuela de Foránea ;)

      Y seguro que algún día te toda ir a inglaterra.
      Y es verdad, si alguna vez soluciono lo de la mala suerte serial seguro que aparece otro blog.

  4. Un placer leerte, como siempre.
    Pero cómo es eso de”porque en Inglaterra yo valía. Porque England me volvía candidata, deseable, elegible” ??? Me juego lo que sea que candidatos no te faltan!! Pero bueno tal vez no reúnen los requisitos mínimos…
    Me quedé con ganas de saber un poco más sobre tus #britishaffairs :) !

  5. Guilherme

    La famosa historia de “y si…”
    Menos mal no desapareció el blog…
    1 beso

  6. una chica tan lista no puede hablar de #malasuerteserial, tenes que revertirla y convertirla en #buenasuerteserial y pensar
    que lo mejor esta por venir, te sigo leyendo
    besos

  7. lupe

    a mi la mala suerte serial me pego a la inversa.. hasta los 23, 24 era reeeeeeeesolterona, mi vida estaba llena de touch and go y no mucho mas.. tampoco tenia demasiado interes en otra cosa. a los 25 conoci al hombre de mi vida, estamos super enamorados, casados, felices y sonrientes. ya pasaron 3 anios y aun no lo puedo creer. nunca pense q una historia tan linda me fuera a ocurrir. paciencia y bonne chance!!!
    pd: vivo en francia.. “je ne sais quoi” es un horror sintactico 8)

  8. Cecile

    Coincido con Lupe, mi suerte serial fue inversa, también estuve errada desde los 19,20,21,22,23,24,25, a los 26 me cambió la vida =)

  9. Iara

    tengo 23, el año pasado fui a England y no hice nada de eso….
    Ya vengo, si me necesitan estoy en Londres…jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s