Luciana, rebautizada


Los hombres son tan estúpidos que dando un nombre nuevo a una cosa vieja creen haber concebido algo nuevo.”  – Remy de Gourmont 

 

-“¿Cómo va todo, Chu?

Contengo la risa cuando uso el nuevo sobrenombre de Luciana.

 

-“No me digas así”, me responde fastidiosa, agregando: “No sabés lo que me molesta haber dejado de ser Lu, Lula o, simplemente, Luciana…”

 

Desde que empezó a noviar con Ignacio, hace cosas de un mes, mi amiga se transformó gradualmente en “Chu”, como él la llama.

 

 

-“Desdramatizá, Chu” – le digo.

 “Si esa es la única contra de tu nuevo estado deberías considerarte afortunada, ¿no?

 

-“Seeee….” – mumura no muy convencida.

 

Pausa por unos segundos y retoma: 

-“Me llama siempre, me trae flores, me escribe emails, aparece de sorpresa por casa… es un angel.”

 

 

Lu me cuenta lo feliz que está.

Yo se que es cierto.

En un ochenta por ciento, al menos, la incorporación de Nacho en su vida es bienvenida.

 

Pero hay momentos en que ella lo siente un stalker, un intruso.

Tantos años sola no pueden ser en vano. Y la veo asfixiada, agobiada.

 

-“Estoy contenta, Vera, claro que si” – Me dice cuando la cuestiono acerca de su poco entusiasta tono de voz.  – “Solo que a veces me falta un poco el aire…”

 

Pobrecita. Luchar contra las mañas y las fobias nunca fue fácil.

Y si estuvimos solas tanto tiempo,… ¿Por qué iba a resultar natural compartir la vida con Otro?

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo encontrando el camino

12 Respuestas a “Luciana, rebautizada

  1. Que buena manera de redacción…
    los diálogos…
    decis tanto… con tan poco!

    me parece que contagie!

  2. valedc

    totalmente!! y sí, es probable que en este contexto crea que el pretendiente le consume todo el aire. Todavía le queda acomodarse, alcanzar un punto mas cercano al equilibrio (al que nuuuunca se llega, seamos sincerosss!!) y seguramente ahí habrá que readaptarse a compartir. Probablemente para ese momento, eso que tanto la ahoga ahora, podrá llegar a ser muy placentero.

  3. otro de los sobrenombres posibles es ese: lucha

  4. Sil

    Yo estuve tanto tiempo sola que daría cualquier cosa por sentirme asfixiada y agobiada!

    • verasmith

      Sil, eso te parece ahora. Hay que ver si te lo bancás, después

      • Sabrina

        Yo pienso asi, aunque a veces me veo orate, que si quiero o que si no, que estoy sola o que me asfixio. Incluso, a veces leyendo este blog, crece mi encono por las cosas que cuentan, aunque en realidad, muchas veces hasta yo pienso que somos taradas y pretendemos mucho.

  5. lau

    Suele pasar eso…..de repente nada y de repente muuucho!

  6. luz-y

    cuando encontras al hombre perfcto no te importa si es un poco cargoso si a veces es un poco insistente,igual no hay ninguno que aguante mucho tiempo.
    igualmente para las q dicen q el hombre perfecto no existe les puedo decir q encontre al “eslabon perdido” aunque es tan perfecto q no hay manera de engancharlo, este pibe logro en la oficina el sueño de mas de un gerente que bajen los escotes que suban las polleras, de no creer!

  7. Complicado… yo soy así también, ruego estar con alguien, y después siento que me apura… que no me deja en paz… será que en el fondo deseamos ser solteras indefinidamente???

  8. bianka

    Ay por Dios como me identifico ! después de años sola , hace cuatro meses finalmente estoy con alguien , feliz pero no puedo evitar sentir cierto “ahogo” …mmnn será que nada nos conforma a los treinta y tantos?
    que dificil, me siento tan identificada en las historias,
    buenísimo el blog !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s