P.A.P. (Para Algunas Pocas)


–         Doc: Do you have sex?

–         Samantha: Yes

–         Doc: Do you have oral sex?

–         Samantha: Yes

–         Doc: Give, receive?

–         Samantha: Yes. Yes. Yes

–         Doc: Do you have anal sex?

–         Samantha: Yes

–         Doc: Do you swallow?

–         Samantha: Only when surprised

Sex & the city (Samantha at her female gynecologist)

  

 

Es bien sabido por mujeres con sentido común, preparadas, inteligentes que la visita a nuestra ginecóloga/o debe ser el espacio para poder sentirnos cómodas, poder deshacernos de dudas, aún de aquellas que quizás nos pueden parecer difíciles de hablar con alguien que no pertenezca al círculo más íntimo de afectos.

 

Pero no siempre se establece ese círculo de confianza.

No siempre somos bien aconsejadas.

No nos han cuidado lo suficiente.

No nos han ayudado a vivir nuestra vida sexual bien informadas y en forma plena.

 

Por esto y por todas las veces en las que hemos sido víctimas de maltratos diversos va este post, escrito en colaboración con Carla York, acerca de un caso 100% real que le pasó a una amiga.

….

 

Hace 4 años que Polly va a su ginecóloga.

Ella es, además, obstetra, y  Polly la eligió también por eso,  teniendo en cuenta su gran deseo de ser madre en el futuro.

Recomendada ampliamente por su grupo de conocidas de Barrio Norte ella seleccionó una doctora mujer con quien anhelaba establecer lazos de confianza duraderos.

 

 

Cuando la conoció, Polly había concluído recientemente una triste historia con un andaluz, breve, intensa y que le dejó muchas cicatrices.

Antes de él, Polly creía en el amor para toda la vida, en casarse de blanco, había tenido pocas parejas y de largos años.

Nunca se había atrevido al sexo casual  y pensaba que, a diferencia de sus amigas, ella no podía tener sexo con hombres que no fueran su pareja.

 

Pero el español se llevó a su tierra natal mucho más que la ropa y algunos souvenirs locales.

Con él se fue también parte de la creencia de Polly en el amor para toda la vida y la fe en la posibilidad de materializar sus sueños infantiles color de rosa.

 

En vías de superar esta historia, Polly descubrió durante su chequeo anual que el andaluz había dejado en ella más que heridas:

Tuvo que comenzar tratamientos para curar ciertas afecciones orgánicas de tipo microbiológicas.

De repente se vio, en el medio del duelo, tomando óvulos, pastillas y demases.

 

 

Su doctora, la prestigiosísima Dra. R. tenía un consultorio elegante situado en la calle Billingust,  resultó ser fría y distante, aunque efectiva:

–         “Hay que cuidarse siempre desde el inicio hasta el final de la relación”.

Afirmó con justicia, deslizando también:  “ ¿Hacía mucho que lo conocías? … Una tiene que cuidarse

 

Con cara de pocos amigos, Polly fue ignorando los comentarios y preguntas que le parecieron excesivos para una correcta atención médica.

 

Al fin y al cabo, no era dramático: iba solo una vez por año.

Y la Dra. R. parecía la doctora ideal, prestigiosa, correcta, recomendable.

 

Aunque no por eso dejó por eso de sentirse importunada, incomodada, juzgada.

 

 

Pasó el tiempo.

 

Ya recuperada, Polly gradualmente aprendió a disfrutar de los hombres y de su cuerpo más ligera y casualmente.

No es que haya dejado de esperar que algún día ese sueño de conocer a un hombre con quien compartir su vida se cumpla, pero ciertamente descubrió que el placer no está tan necesariamente atado al amor como le habían enseñado.

 

 

Hace dos semanas volvió a reencontrarse con la Dra R. para su chequeo anual.

 

Sintiéndose incómoda, como siempre,  igualmente se atrevió a preguntar que había escuchado que el PAP no detectaba todos los tipos de canceres.

 

-“Obvio; no te detecta los canceres de otras partes del cuerpo” –  le contesto Dra. R.  sarcásticamente y de manera agresiva, tratándola, evidentemente, de idiota.

 

 

Polly recordó que en las consultas previas también había notado ciertos comentarios que no dio importancia pero que ahora cobraban en su cabeza otro valor.

 

-“Si, claro”, dijo Polly educadamente.  – “Me refería a otros tipos de cánceres de útero que no se detectan con el PAP” – contestó molesta pero contenida.

 

La Dra R remató drásticamente la conversación con un escueto “Si”.

 

 

Pero contraatacó:
 

– “¿ Seguís con esos bichitos y acostándote con cualquiera ?”

 

Polly se retiró del consultorio.

Una vez que salió hacia la sala de espera, comprendió.

 

Allí, frente a ella, había decenas de parejas, embarazadas, y muchos anillos dorados que hojeaban revistas de decoración y countries.

 

Polly se dio cuenta que no era paciente adecuada para la Dra. R

 

Entendió que ahí siempre iba a ser juzgada por su condición de soltera y libre.

 

 

Y abandonó el consultorio de la prestigiosa Dra. R. para siempre.

Anuncios

44 comentarios

Archivado bajo caraduras

44 Respuestas a “P.A.P. (Para Algunas Pocas)

  1. Si hay algo que detesto mal…pero mal, es la soberbia, yo no se el ser humano, de donde carajo saca que es superior a su par.-
    Indignante…

  2. valedc

    Por un lado como médico uno tiene la obligación de demostrarse preocupado ante determinadas circunstancias como por ejemplo, ésta: no cuidarse con parejas ocasionales. Esto por supuesto, no justifica la reacción última de la médica, en absoluto. Si bien uno se puede sentir impotente por no haber podido “evitar” esa situacion de riesgo para su paciente, la crueldad para decir las cosas es otro tema, y dista del acompañamiento que uno como paciente merece tener y sentir. No hay que castigar a los pacientes, hay que informarlos. No hay que paranoiquearlos, hay que alertarlos cuando se justifique. Volvemos un poco a lo que se habló en entradas anteriores acerca de que somos una generación poco informada, con muchos silencios, tabues, falta de guía por parte de nuestros padres. Creo que las consecuencias están a la vista. Todos padecimos o padecemos esta carencia de información sobre la sexualidad y los cuidados. Estamos viviendo una epoca muy dificil desde el punto de vista epidemiológico. Hay demasiadas enfermedades de transmisión sexual y están emergiendo antiguas infecciones que se creían controladas. Desde mi lugar como profesional lo que puedo aconsejarles es que siempre en la medida de lo posible se cuiden con métodos de barrera. Mas vale que en ciertos casos el uso de preservativo es incómodo y no permite disfrutar a pleno, como en el caso del sexo oral. Pero aunque cueste, pensemos en frío en nuestra salud. Nadie sabe absolutamente todo del otro. Por esta cuestión cultural de nuestra generación, hay cosas que no nos animamos a contar. Con esto quiero decir que alguna pareja sexual ocasional se ha tenido y pudo no haberse tenido protección. Lamentablemente no podemos confiar ciegamente en el otro. Creo que el mejor consejo es que tratemos de informarnos como corresponde -a través de profesionales que estén dispuestos a hacerlo- o bien autodidácticamente consultando medios confiables (soy conciente de la masivización de los medios de comunicación y es válido informarse de fuentes adecuadas), para poder disfrutar del sexo de la mejor manera posible sin correr riesgos que pueden ser evitados.
    PD: Me encantó el dixit de Sex & the city.

    • Valedc, no era el caso este el de “no cuidarse con parejas ocasionales”. Lo que le paso, le paso con una pareja, como te puede pasar a vos con tu novio. Y coincido, obviamente hay que cuidarse 100 % con parejas ocasionales. Pero una cosa es como medico hablar de esto con la paciente, y otra, juzgarla moralmente desde una posición subjetiva.

      • valedc

        Hola Carla, reitero que no coincido con la forma cruel que usó la médica para comunicarse con ella. Por eso también aclaré que uno debe buscar profesionales que estén dispuestos a informar del tema; claramente deben hacerlo sin caer en prejuicios y siendo contenedores de sus pacientes, no jueces.
        Desde adentro puedo asegurarte que lamentablemente hoy todos somos población de riesgo. Como ya mencioné, objetivamente uno no sabe todo del otro. Un solo contacto no protegido basta para que se produzca una enfermedad de transmisión sexual. No hace falta que tu pareja sea promiscua; en absoluto. He escuchado casos de infección x HIV en personas que no se cuidaron una sola vez de todas las veces que tuvieron sexo. O te hablo del HPV, virus que produce el cancer de cuello de útero, que es uno de los virus con mayor capacidad de transmisión que existe. Es muy contagioso. En el hombre puede dar, a lo sumo, verrugas peneanas. En nosotras, cosas un poco mas complicadas, por supuesto sin necesidad de llegar a una lesión maligna, aunque existen probabilidades (por eso debemos controlarnos anualmente con PAP y colposcopía). Que quede a criterio de cada uno las medidas profilácticas que tome, pero para tomar una decisión hay que informarse, y lo que se decida debe ser con criterio. Así como usamos un barbijo para salir en estos tiempos de gripe A, debemos ser concientes de la epidemia de enfermedades de trasmisión sexual y usar preservativo. Se que la cuestión de entrega en la relación sexual de pareja juega un rol importante. Pero vos siempre debes ser tu prioridad. Tampoco quiero generar un sentimiento negativo en todo esto; cada pareja es un mundo y apuesto a que el diálogo permite aclarar dudas. No hablo de casos puntuales. Hablo en general, desde un punto de vista preventivo; como médica es mi obligación transmitirlo. No es cuestión de no disfrutar de la sexualidad, pero está claro que hay que cuidarse. Te hablo también como paciente. Espero que se entienda el sentido del mensaje. Un abrazo

        • verasmith

          Se SUPER entiende Vale. Y como siempre, es un placer leerte.

          • No quiero parecer fuera de lugar, pero porque polemizamos sobre las cualidades medicas de la Dra, es evidente que su problema esta en las cualidades humanas y eso, lamentablemente, la convierte en una profesional de segunda, no importa su excelencia academica.

            Carla, imagino que no regresaste pero me da tanta rabia…. no tenes ganas de que pidamos citas y vayamos vestidas como Julia Roberts en mujer bonita (salvando las distancias antes de que alguien suelte un juaaaaaa) pedimos cita a las 6 y vamos a esperar desde las 3, llevamos muuuuchas revistas, del estilo pronto, paparazzi y todas esas que valen 3 pesos y al terminar de leer, las dejamos como contribucion en la mesita de la sala de espera. Ahhh, si te cansas del chicle, lo colocas entre las paginas de la revista Sofia de manera muy delicada.
            necesitamos unias esculpidas, extra large, pintadas de rojo fuego.
            Y despues volvemos, cada 2 o e semanas, mismo look diferentes nombres y asi le iniciamos una campana de desprestigio entre sus pacientes taaaan tradicionales que va a terminar repartiendo tarjetas a los travestis de constitucion para que si se realizan la reasignacion, no se olviden de visitarla. te parece? avisame asi lo agendo para todo lo que queda del 2009.

          • Si, un placer leerla, dando ademas su punto de vista como profesional. Hay varias cosas que queria decir, uno en relacion a esto de ponerse una primera en el sexo, y lo importante que es. En una epoca donde yo era mas chica, ponia el placer del otro antes que el mio, llamenlo educacion y si el hombre no queria cuidarse, ojo me cuidaba, pero me era muy dificil pedirle, lo hacia pero me re costaba, y no debiera ser asi. Hoy en dia, cuando con alguien que ni conoces te pide sexo oral de una, tambien todo un tema, pero ya mas grande y siendo yo mi prioridad, la cosa se maneja distinta…….Ademas hoy en dia hay muchos tipos que vienen con el cliche del peliculita porno y estan esperando que sigas el libreto en orden para no matarles las fantasias!!!!!!jajajjajaa Y b) respecto al tema de ginecologos hombres, esto lo escuche mucho de mis madres y abuelas, creo un poco de machismo circulante en esto, como aquello de los hombres manejan mejor, creo que aca hay vestigios de esto, porque asi com hay profesionales hombres maravillosos esto no contraresta que haya hombres doctores que te pueden tocar mas de lo debido, y se de casos, asi como de doctoras mujeres muy profesionales, cancheras, y de 10. Recuerdo cuando tenia 14 años tuve un quiste, y el ginecologo al que fui, que era el de mi mama, quiso sacarme ese ovario. Mi viejo se opuso , queria mas opiniones, cuestion que fue la tipica boludez hormonal y hoy estoy enterita jaja. A mi mama la “vació” porque “no habia salida” a sus 40 y tantos, con todo lo que conlleva una menopausia temprana, y hoy ese doctor n tiene mas licencia por haber perdido juicios en casos en que no era necesaria (mas alla de los paradigmas cientificos que amparan en determinado tiempo ciertas practicas) la intervencion quirurgica. Hay de todo. Y NO DEBEMOS OLVIDAR QUE NUESTROS CUERPOS SON NUESTROS Y MERECEN EL MEJOR DE LOS CUIDADOS.

  3. magui

    Como paciente siempre se está en una posición inferior, ya que es el médico el que porta el saber. Pero, como bien hizo Polly , sí está en uno (si se cuenta con los recursos económicos, cierto) la posibilidad de elegir con quién atenderse. Un relato crudo y real. Muy buen post.

  4. lau

    He escuchado cada anécdota!!

    Exibit A:

    -chica (24 años): Doctora, lo que pasa es que aún no tuve relaciones sexuales.
    -ginecóloga: ¿Cómo que no? Si sos re-linda!

    Exibit B:

    -(otra) ginécóloga: Pero vos igual cuidate con preservativo.
    -(otra) chica: Si, me cuido siempre.
    -ginecóloga: Dale….igual….cuidate
    -chica: Sí, le digo la verdad, me cuido siempre
    -ginecóloga: Mmmmmm……¿en serio?…mmm..(dudando)

    Exibit C:

    -ginecóloga: me parece que fue por causa del stress. Vos trabajás y estudias?
    -chica: no, sólo estudio.
    -ginecóloga: No puede ser….¿entonces por qué estás estresada???

    Exibit D:
    -ginecóloga: “decile a tu novio que no te dé tan duro”. (ja)

    saludos!

  5. Pingback: Un relato crudo…y real « La Primera Invitada

  6. cv253

    No tengo necesidad de visitar ninguna ginecologa asi que me divierto mucho leyendo lo que suelen decir algunas dras. En relacion al post, polly se olvido lo mas importante a la hora de consultar un medico ( cualquiera sea su especialidad), No importa los cuadritos que tenga colgados, sino que uno se sienta comodo. El trato es mas importante que la capacidad del profesional que se consulta

    • valedc

      Yo llevo años girando por consultorios ginecológicos en búsqueda de una gineco ideal para mi…pero no la encuentro. Es como todo, tengo q acostumbrarme a q la gente no es lo q yo quisiera. Me tendré q adaptar a la q mas me cierre: pero necesito que sepa lo que hace!!! requiero si o si de ese respaldo académico. Cuando uno padece la incompetencia médica en personas muy queridas se sensibiliza, y ahora busco rendimiento profesional, alguien que sea bueno en lo que hace.

      • esta anecdota paso a mi historia para siempre, mi obstetra es gay, estaba embobado con mi ex, tuve que pedirle que no fuera a las consultas para que el tipo se concentrara en mis preguntas (no que a mi ex le representara una gran perdida no ir jaja)
        jamas me toco! pueden creerlo? hoy yo no lo puedo creer, pero en esa epoca, primeriza, si madre cerca, no tenia ni idea.
        Tenia un equipo al que me enviaba para cada estudio pero nunca me puso un dedo encima. Igual, grossssso, recibio a mi nena en perfectas condiciones asi que igual, lo recuerdo con carino.

  7. Licenciada

    Mi mamá me dijo una vez “buscate un ginecólogo hombre, porque te trata mejor que una mujer”. No quiero generalizar, pero so far coincido. Polly te recomiendo el mío que es un amor y te pregunta exactamente lo necesario.
    Aguante el forro, y que mueran las forras.

    • verasmith

      Esta merece, al menos, pasarla mal, muy mal… jejejeje

      • ro

        No coincido con que el ginecólogo hombre te trata mejor que una mujer, escuché casos siniestros de ginecólogos y de ginecólogas. Acá va el mío:
        Yo tuve la suerte que a los 12 años mi vieja me llevara a una ginecóloga infanto juvenil, la Dra García, ser humano maravilloso y excelente profesional. Gracias a ella, tuve la información y la contención que necesitaba en la pubertad y en la adolescencia. En alguno de los diez años que me trató, me mandó a hacerme un estudio con otro médico, ya que en ese momento ella no podía.
        El Dr. en cuestión tenía el consultorio inundado de fotos de sus innumerables hijos, ya que él y su sra. no utilizaban métodos anticonceptivos por cuestiones religiosas.
        Durante el interrogatorio de rutina, una de mis respuestas no le agradó al galeno… no hizo falta que dijera nada, ya que la mirada que me clavó lo decía todo.
        De regreso al consultorio de la Dra. García, le comenté el episodio y lo incómoda que me sentía hablando de anticoncepción con un sujeto que obviamente la consideraba un pecado. La Dra. tomó en ese momento la decisión de no derivarle sus pacientes y me agradeció que no dejara pasar la situación sin contársela.
        Hoy día creo que me fue posible contárselo porque precisamente ella me había enseñado a cuidarme. Y lo que más necesitamos en la vida es rodearnos de aquellos que nos cuidan. Valedec algo sabe de esto, aprecio enormente su comentario tanto en lo profesional como en lo humano.

        • valedc

          Gracias Ro! como paciente me toca padecer de los colegas en muchas ocasiones. No quiero ir contra la ética profesional, no busco criticar negativamente a nadie, pero realmente para ser un buen médico primero hay que ser paciente, padecer la espera, la indiferencia, la desinformación, la incompetencia. Hace muy poco padecí un error médico groso, y la persona que me estaba diagnosticamdo no sabia q yo era médica, porque no lo suelo decir. Cuando terminó, le pregunté si estaba todo bien y me dijo que si. Y ahí le retruqué “que raro, x tal y tal motivo”. Se hizo la boluda. Esa profesional también habia sido recomendada x mi nueva ginecologa. Cuando le conté y le llevé todos los resultados a mi favor, LA ENCUBRIÓ. Eso es ética profesional? Eso no es abusarse también de MI etica profesional creyendo en que iba a encubrirla, y subestimarme como paciente? Y si yo no hubiese sido medica, que habría sido de mi verdadero diagnóstico?

  8. Otra desacertada...

    Coincido con Licenciada. Yo he cambiado varias veces de ginecóloga, debido a mi obra social (una se fue y a la otra la dejé de ver cuando empecé a trabajar y por ende cambié de cobertura médica). No les voy a mentir diciendo que las anteriores eran malas, por el contrario, muy respetuosas y buenas consejeras.
    Pero ahora tengo un ginecólogo hombre y es GENIAL! Yo siempre pensé que era al revés, pero por el contrario me encuentro súper cómoda y no pregunta más de lo que debe. Aparte me aconseja bien y con fundamento. Sin juzgar. Todo el mundo sabe que juzgando no se llega a nada y que el paciente se ofusca y no lo escucha.
    Mal, muy mal por esa ginecóloga… Cómo puede existir gente con la cabeza tan cerrada???
    Y coincido con Vale, hay que cuidarse SIEMPRE. Yo tengo una conocida que me vive contando que no se cuida en sus relaciones (y no una vez, varias veces… y no por querer quedar embarazada, sino generalmente porque él lo “sugiere” -cuando no impone) y yo sufro al pensar que se puede contagiar cualquier cosa. No es una cuestión de si es novio o no. Lamentablemente no se puede confiar en NADIE. Por más pareja que sea…
    Beso!

    • valedc

      El tema es que como hablamos en otras entradas somos víctimas de la desinformación propia de la generación de la cual formamos parte, y de una serie de otros males, como el machismo, sin ir mas lejos. El hecho de ceder al pedido del hombre de no cuidarse porque “no siente” (WTF?!) es todo un tema, porque puede darle a la mujer la sensación de placer no garantizado. Creo q a la mayoría de las mujeres no les molesta el preservativo (quizás en el sexo anal, si no hay buena lubricación, pueda provocar ciertas molestias). La cuestión es no dar el sí facil ahí; si no se conoce al otro, y no le gusta tu posición respecto al uso de preservativo, que se jorobe. Vos estás siempre primero. Hay que acercar educación sexual a los adolescentes, que no vuelvan a cometer los errores de nuestra generación. Y aprovecho para decir otra cosa a las chicas que usen anticonceptivos: pregunten a sus médicos qué medicamentos interaccionan disminuyendo su eficacia; he escuchado varios casos de chicas que no saben que la amoxicilina baja la eficacia del anticonceptivo, mas aún en epoca invernal ya que aumenta el consumo de antibioticos por las infecciones respiratorias. Consulten!!!

      • verasmith

        Por favor escuchen TODAS a Vale: mi propio Juan es producto de Amoxidal 1000 y desinformación. Y preservativo retirado antes de tiempo.

  9. yo tambien he escuchado que si tomas anticonceptivos, al tomar penicilina, puede derivar en algunos efectos secundarios del tipo: pablito, francisquito, laurita, agustinita y un sin fin mas…. a asesorarse chicas!!!

    • ro

      Acabo de dejar las píldoras, chicas, así que este post me sirve mucho como llamado de atención. Hay que cuidarse en todo momento, en el juego previo también y los muchachos, dejarse de joder con el tema “el preservativo me quita sensibilidad”. Otro ejemplo más de como el machismo daña.

  10. alita

    me paso igual con mi primera consulta ginecologica. obvaimente, yo re-miedosa y timida, primera vez a pesar de queya habia tenido UNA experiencia sexual. vio una verruguita y me pidio que le diga a mi novio que se vaya a hacer ver.
    “no es mi novio. no lo veo mas” le conteste, sincera.
    “ay que fijarse con quien uno anda” me tiro, mirandome con cara de asustada…
    jamas volvi. y fue la primera de un largo derrotero hasta encontrar una profesional que no ponga cara de aburrida cuando le hago preguntas.

  11. Muy buen tema este post sobre las ginecólogas bitchy.
    A mi me pasó cuando fui la primera vez ala gine que le pregunté cómo era el tema de las pastillas, si me lo podía explicar y me miró con cara de de ” no me jodas” y me tiró una caja de pastillas y me dijo ” si querés saber cómo se usan leé el prospecto”.
    No volví mas. Tuve como 3 ginecólogas mas, con la mayoría siempre sentí te ” me tenía que disculpar” si había tenido sexo sin tener una pareja estable.
    Como si una no pudiera tener vida sexual sin marido algo así.
    DE TERROR.

    • verasmith

      leo todo esto y cada vez mas le agradezco a la vida tenerlo a mi Doc, que aconseja sin juzgar. Claro que como madre soltera hubiese sido difícil soportar a un energúmeno…

    • es mas de lo mismo, es el mismo hilo de no comunicación posible que pasa con algunas mujeres de la generación de mi madre, que se casaron vírgenes, o que jamas tuvieron sexo casual. No todas claro (gracias a Dios mi madre ha evolucionado junto con muchas mujeres de esa edad). Pero es una consecuencia mas, solo que algunas/os estudiaron para ginecólogas/os.

      • valedc

        Totalmente, como si el sexo fuera un pecado. Mi vieja solía decirnos a mis hnas y a mi, en tono jocoso, “..pero ustedes son re putis..!” jajaja. Y bueh, no salimos puras como vos, mamá..!

  12. la loca de al lado

    Chicas, coincido con uno de los comentarios. Tuve una sola vez en la vida una ginecologa mujer, y la verdad o quiero generalizar, pero conmigo se fue al carajo y fue muy poco comprensiva en una situacion demasiado limite como para no serlo. De alli en mas fui a hombres. Y no me arrepiento, las mujeres, aveces podemos ser muy juzgadoras con la sexualidad ajena.

  13. podrian hacer un posgrado de actualizacion al respecto no??

    • ro

      Chicas, suponer que un hombre va a ser mejor médico ginecólogo que una mujer es tan estúpido como suponer lo contrario, que una mujer va a ser mejor en ginecología por el solo hecho de ser mujer. La solidez profesional y la calidad humana no son patrimonio de ningún genero en particular.
      Y te puede llegar a juzgar por preconceptos cualquiera: hombre, mujer, viejo, joven, clase alta, clase baja, gay, heterosexual…

  14. Sil

    Creo que la Dra. R es mi ginecóloga nueva…. Ups…

  15. Moni

    Existen todo tipo de boludos, lo unico que digo es que hasta hay boludos con titulo y todo!!!!

  16. Todas en algún momento hemos sufrido este tipo de abuso médico. A mí me tocó siendo muy joven y me lo banqué, como Polly, pero una sola vez. Era un medico. La segunda vez fué una mujer, muy reconocida y prestigiosa, y ella conoció mi boca. Y sus pacientes en la sala de espera llena tambien. Tuve la suerte de encontrar a “mi” médico, un ser piadoso, paciente, tolerante, tranquilo, enérgico y querible. No lo cambiaría por nada del mundo. Marcos Adrián esto es para vos…. clap!clap!clap!

  17. Por un lado, la ginecóloga y la estetisién, tienen que ser mujeres de máxima confianza que te hagan sentir comodísimas y nunca, nunca juzguen.

    Por otro, soy andaluza, sólo una andaluza puede prevenirte de un andaluz. Son apasionados, encantadores, tienen una labia embelesadora, pero…pocos son los que no te cambian la vida, los que no te mienten…El andaluz es el típico seductor galante que te hace sentir reina siempre que esté contigo,pero cuando no…no eres nadie. Por suerte, hay excepciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s