Una buena…


El pasado es un prólogo” – William Shakespeare

 

En un mundo pensado casi exclusivamente para adolescentes o familias “tipo”, las madres solteras tenemos que enfrentarnos con las siguiente realidad:

 

– Las cuentas las paga todas una.

– Hay que esperar que venga la niñera hasta para ir a la peluquería.

– Se pierde toda espontaneidad: si te invitan a un lugar, mejor que te avisen 5 meses antes para reservar un lugar en la agenda y que vos, a la vez, reserves un lugar en la agenda de alguien que pueda cuidarte a tu pequeño descendiente.

– Tu conversación más adulta en horario nocturno es acerca del período cretácico o la posible fuerza del tricératops.

 – Tus amigas solteras te avisan que en sus fiestas no va a haber niños, así que – “no lo traigas, pooobreeee, se va a aburrir taaaaaaaaantooooo”

– Te perdés de ir a determinados lugares cuando estás en su compañía (salvo que no te importe molestar a tu próximo, no deberías ir a Sucre a comer con un gurrumino, digamos)

Claro que hay cosas que compensan…  y mucho…

 

Por ejemplo, los domingos lo veo a él: Padre y  ultimamente divorciado, haciendo las compras con su niñita que lo llena de besos y le pone golosinas en el chango.

 

Me busca, como cada semana, entre las góndolas y me pregunta si necesito ayuda para elegir el malbec que intento comprar.

 

Habla de fútbol con mi hijo y lo hace reír.

Su beba me saca los collares por un rato. Y yo la dejo, con una generosidad que no me caracteriza para nada.

 

 

Y esta vez si, me pide el teléfono.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo encontrando el camino

4 Respuestas a “Una buena…

  1. Flavia

    Diviono! como se diz em portugues, para cada panela, existe uma tampa!

    besos, desde brazil,
    flavia

  2. Carla

    el super es lo mas..definitely. La onda desvalida “no encuentro y no se nada de vinos” va como piña, definitely

  3. Fer

    Como todo cada etapa de la vida tiene sus pro y sus contras. Pero es tu hijo y eso solo deberia compensar todas las desdichas. Yo tampoco conozco Sucre.

    • verasmith

      Claro que compensa. Igual nunca dije que fueran desdichas, son realidades. MIS realidades. Y yo las vivo con mucha felicidad, de hecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s