Pepa R.S.V.P.


Aprendé con los errores de los otros. Sería imposible que vivas lo suficiente para cometerlos a todos” – Sam Levenson

Ítalo invitó a Pepa a su casamiento.

No solo la invitó: le suplicó, le insistió, la intimó a que vaya.

Declaró durante horas no tolerar la idea  de que ella no estuviese presente en un día tan significativo para él.

¿De que habían valido tantos años compartidos?

¿Para que había servido la historia conjunta si no podían todavía acompañarse en los momentos trascendentales y desearse sinceramente el bien el uno al otro?

Igualmente Pepa, después de varios días, pudo pensar en un argumento que lo hizo finalmente cambiar de idea.
“Voy, Ítalo, voy.” – Suspiró. – “Pero vestida de blanco”-
No hizo falta más. Ítalo dejó de llamarla y, finalmente, desistió de la idea.

El día de la boda, Pepa no fue.

Aún así hubo en el lugar quién pensó que a la novia le sentaba mejor el tono de castaño que usaba antes en el pelo.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo los peores casos

2 Respuestas a “Pepa R.S.V.P.

  1. Hubiera sido brutal que fuese de blanco la Pepa,jeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s