le pasó a Vero


El verdadero viaje se hace en la memoria” – Marcel Proust

Vero conoció a Eduardo en su trabajo anterior, hace ya unos cuantos años.
Se volvieron casi amigos y estuvieron cerca de volverse amantes. No lo hicieron por miedo a romper el protocolo laboral y su relación perfectamente armónica y cordial.

El año pasado Vero se cambió de trabajo. Ella y Eduardo no eran lo suficientemente importantes el uno para el otro como para que mantenerse en contacto fuera una decisión justificada.

Fue por eso que, hasta ayer, no se volvieron a ver, cuando el azar los juntó en una calle cualquiera.
Durmieron juntos anoche y hoy se separaron, esta vez para siempre.
Ya no quedaban deudas pendientes.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo en la cama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s