Marlene somatiza


 “Nada de lo que se hace por amor es pequeño” – Proverbio popular.

– “Te quiero contar que mañana a la noche tengo una cita” – le dijo Marlene a su amante casado. – “Realmente estoy agobiada por esta situación y creo que es necesario que empiece a considerar posibilidades más reales y más convenientes. Tengo que salir, NECESITO salir de este lugar tán incómodo, tan forzado, tan poco feliz…”

Pedro la miró fijo y no hacía falta conocerlo demasiado para adivinar en sus ojos la furia contenida.

Pero, como no tenía derecho a decir nada, no lo hizo.

Marlene había oficializado la decisión sabiendo que no tenía otra salida posible. Ya lo había pensado ella, lo había consultado con amigas, lo había tratado en terapia…

Se fue a dormir, medianamente satisfecha, pensando que ojalá que un clavo sacase a otro clavo.

Al otro día Marlene amaneció con 40 grados de fiebre.

Canceló el plan, por supuesto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo los peores casos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s